Cuba ante un doble reto en la Serie del Caribe

Fuente: Noticias Martí

Por Raúl Arce

17 de Diciembre de 2014

A 45 días de una prueba de fuego, la Serie del Caribe que tendrá por sede a San Juan de Puerto Rico, el béisbol cubano prosigue su marcha pero sus protagonistas han dejado de pensar, como lo hacían antes, en conquistar medallas para su heroico pueblo, y ahora sueñan con los billetes que harían menos miserable las vidas de sus parientes.

Si unos pocos jugadores han recibido la venia del Gobierno de La Habana para insertarse –ello sucede desde 2013– en ligas extranjeras, una cifra varias veces superior se las ingenia bajo su riesgo para no dejar pasar lo que, para algunos, sería su último tren.

Hace tres jornadas, por ejemplo –en el propio estadio Hiram Bithorn que dará cabida a la lid del Caribe–, el matancero Jorge Martínez, desde la lomita de los Cangrejeros de Santurce, venció 1-0 a los Gigantes de Carolina; Martínez, que permitió seis incogibles en siete innings, regaló un boleto y ponchó a siete, para acreditarse su cuarto triunfo sin derrota de la temporada boricua.

Con su tímido acercamiento a las lizas profesionales, Cuba batalla contra un calendario interno totalmente desfasado. Así, mientras México, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela verán coronarse en enero a sus nuevos monarcas –los mismos que al mes siguiente se enfrentarán en el Bithorn–, el maltrecho elenco de Pinar del Río, campeón de la anterior Serie Nacional, corre ahora el riesgo de no clasificar siquiera a la fase final cubana (a la cual avanzan ocho de los 16 participantes previos)… y ser, paradójicamente, el representante de su país en torneo del Caribe.

Hay, además, un temor acuciante en territorio pinareño, el de que las autoridades de la Isla envíen a Puerto Rico –si en definitiva Cuba se hace presente– no al conjunto de Pinar del Río –con jugadores de refuerzo–, sino a un equipo nacional en el cual se insertarían algunos hombres de la provincia más occidental.

Ya los funcionarios deportivos de la Isla del Encanto han colgado, en la página web del torneo profesional Roberto Clemente, el schedule de la Serie del Caribe, toda una provocación para que los aficionados cubanos se ausenten de sus empleos y enciendan en casa la televisión:

Pinar del Río debuta el lunes 2 de febrero, a la 1:05 de la tarde contra México, y al día siguiente –en el mismo horario– se las verá con República Dominicana.

El miércoles 4, a las 7:30 de la noche, los ¿pinareños? chocarán con Puerto Rico; y el jueves 5, nuevamente a la 1:05, tendrán a Venezuela como contrincante.

Los cuatro primeros en la tabla irán a una semifinal cruzada, el sábado 7, en tanto el partido por el campeonato se escenificará el domingo 8. El equipo que represente a Cuba deberá borrar la pésima imagen que brindó Villa Clara en febrero pasado, cuando nuestra nación regresó a la lid que había dominado hasta hace medio siglo, cuando sobrevino la llegada del actual régimen.

Y en San Juan habrá otro desafío no menos interesante, mantener en el redil a la delegación cubana en pleno, sin que ninguno de sus miembros sucumba a la atracción de un país bellísimo poblado por gente encantadora. Y libre.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: