Gigantes

Esta propuesta estaría dedicada a homenajear el béisbol internacional. Fuera de la Isla, son pocas las Ligas organizadas que no han sentido la presencia cubana. En 1871, el habanero Esteban Bellán abrió la ruta de sus compatriotas en Estados Unidos. En 1955, el matancero Roberto Barbón fue el precursor de los jugadores latinos en el circuito japonés. En el área del Caribe, desde México hasta Colombia, la historia se repite. Pese a que hoy este vínculo es menos fluido que en otras épocas, hasta Europa ha llegado el aporte de peloteros cubanos en el siglo XXI. No sería extraño que en algún momento también veamos debutar compatriotas en los circuitos de Corea, Taiwán o Australia. Lo interesante de todas estas Ligas profesionales es que existen sobrenombres que han logrado trascender los límites del idioma, la cultura o la idiosincracia, para establecer el legado de una identidad beisbolera internacional. Entre todos estos apelativos que se repiten de unos circuitos a otros, el de Gigantes ha logrado alcanzar un sitio prominente. En Asia existen los Gigantes de Yomiuri (Japón) y los Gigantes de Lotte (Corea). En el Caribe, los Gigantes de Carolina (Puerto Rico), los Gigantes del Cibao (República Domincana) y los Gigantes de Rivas (Nicaragüa) Por supuesto, en Estados Unidos son conocidos los Gigantes de San Francisco. A través del tiempo, muchos cubanos, en algún momento de su carrera han sido “gigantes”: Roberto Ortiz, “El Gigante del Central Senado”, o Antonio Muñoz, “El Gigante del Escambray”, son dos ejemplos pausibles en dos etapas diferentes de la pelota cubana. Y si Cuba también tiene una “gigantesca” historia de béisbol, por qué no tener un equipo en su mejor liga que se nombre Gigantes. Para terminar de aunar similitudes, preferiría que el equipo viviera en la zona donde surgió uno de los dos gigantes mencionados, y el club se conociera por el antiguo nombre de esta zona, los Gigantes de Las Villas.

El logo de los Gigantes:
Las-Villas-GigantesLos gigantes se definen como seres fabulosos de enorme estatura, y su presencia es muy común en las historias mitológicas. En el mundo antiguo, desde la Biblia hasta la filosofía griega, la referencia a los Nephilim (denominación hebrea) o Titanes (denominación griega) es impresionante. ¿Fueron los gigantes pura mitología o existieron realmente? Todavía queda mucho por descubrir al respecto, lo que no cabe duda es que ha sido uno de los ganchos más atractivos para nombrar equipos de pelota. Aunque la relación cubana con los gigantes tampoco está probada, eso no significa que no se pueda usar el apelativo. Pero, en el caso del logotipo que propongo, la referencia más simple va dirigida precisamente hacia la raíz mitológica del tema representado en la figura del casco helénico que corona el emblema. Como preferiría ver localizada esta novena en alguna de las provincias que componían los límites del antiguo territorio de Las Villas, he agregado tres placas que intentan enumerar a Villa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus.

Uniformes de los Gigantes:
Por lo general, casi todos los equipos que llevan el nombre de Gigantes en los circuitos profesionales visten los clásicos colores de su combinación: Naranja y Negro. En este caso, para los uniformes de los gigantes cubanos he preferido mantener la elegancia y la intimidación del Negro, pero sustituiría el efecto del Naranja por el tono Dorado, pues además de ser mucho más revitalizador e inspirador, se asocia a lo divino, a lo misterioso y lo sobrenatural.

Las-Villas-Gigantes-RoadUniforme visitanteLas-Villas-Gigantes-HomeUniforme localLas-Villas-Gigantes-AlternateUniforme alternativo

TODOS LOS EQUIPOS
Apóstoles
Barbudos
Cubans
Gigantes
Inmortales
Monjes
Mulos
Rojos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: