Mar en calma para el barco pirata

Fuente: Cubadebate

Por Michel Contreras

4 de Abril de 2015

Los Piratas de la Isla vinieron de atrás para empatar el play off decisivo contra Ciego de Ávila, que no pudo barrer en sus predios y ahora tendrá un examen peliagudo del otro lado del mar. Con sus gradas diminutas y su alegría gigante, el Labra espera.

Highlights

*Zurdo, pequeño, escaso de velocidad, Javier Vázquez fue horriblemente bienvenido (¿malvenido?) en el encuentro, una vez que José Adolis García –que algún día subirá a la medular de ese line up- despachó un bambinazo por encima de la valla del left field. Empeñado en no ser menos, Raúl González le pegó hit al derecho y pareció estarse repitiendo la película del día anterior, decidida por Yoelvis Fiss en los primeros fotogramas. Pero la conexión de Yeniet Pérez fue fildeada por Barcelán a 320 pies de home y Borrero falló en rolata al box. Entonces vino Fiss, fue transferido, y lo mismo ocurrió posteriormente con Osvaldo Vázquez. ¿Se acabaría el mundo? Nada de eso. El designado Abdel Civil –recordemos que Humberto Morales no alinea contra zurdos- se ponchó con un swing infinito, y el Pirata respiró aliviado sobre su pata coja, fija la vista –y la ambición- en nuevos abordajes.

*Un aparte para el número “13” de los Tigres. A mi juicio, Fiss ha sido un enorme pelotero de bajo perfil. Es decir, uno de esos jugadores que rinden por quintales sin que su nombre suene mucho en la prensa nacional, acaso porque no juega en Industriales o algún otro de los equipos más promocionados del país. Fuerte con el madero, rápido en la vuelta al circuito, por encima del jugador promedio en la custodia del bosque central, toletero muy incómodo en momentos complicados, Fiss ha sido –seguro estoy de eso- uno de los peloteros más estables de Cuba en los últimos diez años.

*Soy partidario de que la dirección colegiada entre Rodríguez Pantoja y Michel Enríquez ha rendido magníficos frutos. Pero siempre hay un pero, y hoy sentí que pifiaba un trío de veces. Una, en el segundo inning con un out, dos en bases y la pizarra adversa por la mínima, al intentar el robo de tercera con el fornido Barcelán. Dos, una entrada después, con el sacrificio ultraconservador de Julio Pablo Martínez en busca de un empate que suele ser sumamente engañoso para los equipos visitantes. Y la otra (la pifia más flagrante) con la tardanza para convocar al montículo a la cabeza más visible del bullpen cubano actual, Héctor Mendoza. Ya se sabe: a medida que avanzan los play offs, la presión sube como la leche hirviente.

*El eclecticismo sonoro del Cepero resulta apabullante. A ratos suena la conga por detrás de cada banco. A veces, entre innings, una oferta de altos decibeles propone desde Danza Kuduro hasta “aló baby, oh my god, what happened?”. Incluso en ocasiones, durante esos silencios misteriosos del estadio -¿será que por allí también pasan los ángeles?-, una trompeta triste entona aquello de “la cucaracha ya no puede caminar”, sabrá Dios con qué alusión oculta que no alcanzo a precisar. Y el hombre, pobre, pobre, vuelve los ojos locos y se pregunta si la torre de Babel es algo más que una leyenda bíblica.

*Cumplidas cuatro entradas, la Isla era una empresa improductiva en toda la extensión de la palabra, incapaz de hacer más de una carrera pese a pegar siete imparables y gozar de un error del contrincante. No obstante, el otro cuarto se alquilaba: Ciego había sonado seis hits –incluido jonrón y tubey-, sumaba tres boletos y tenía la misma cosecha magra del rival. Esta es, a no dudarlo, una de las asignaturas pendientes de nuestra pelota: la paupérrima rentabilidad de los esfuerzos ofensivos.

*Vázquez saltó del box en el cuarto episodio, con un out y los ángulos repletos. Jesús Amador, un habitual de los relevos en la Isla, se encargó de inmediato. Un lanzamiento malo, y el graderío hizo la ola. Otro más, y el bateador (Raúl González) golpeó su bate, entusiasmado. Recta al medio, y hay foul. Con el viento empinando las banderas, la tercera bola colmó de nervios el estadio. Sin embargo, González apenas roleteó por la intermedia, y la doble matanza liquidó una ocasión idónea para echar tierra por medio en la pizarra.

*Salpicado por un duelo verbal permanente –aunque no aspaventoso- de Fiss con Luis Abel Castro, el duelo transcurría por los cauces de la decencia, desprovisto de lances sensacionales o pitcheos de excepción, pero cerrado, interesante, grato. Y hubo abrazo hasta la parte baja de la sexta, cuando Yorbis Borroto puso delante a Ciego con jonrón por la parte derecha. Sin embargo, los pineros salieron nuevamente respondones.

*La rebelión llegó en el séptimo. A costa del relevo de Vladimir García –sustituto de un ajustado Alaín Sánchez-, el muy prometedor Alfredo Rodríguez largó un doble que empató la pulseada, y Dainer Gálvez lo imitó a seguidas para impulsar la ventaja. Minutos después, a la altura del octavo episodio, El Torito Barcelán le hizo honor a su apodo y botó la Mizuno con Rigoberto Gómez en la ruta. Y más tarde, la estocada postrera apareció con imparable de Luis Felipe Rivera. Así las cosas, el conato sedicioso del cierre no sirvió más que para demostrar que los Tigres de Ciego pelean hasta la última raya de su lomo. 6×4, fin del cuento, y las cámaras se van hasta el Labra con un dual meet parejo en materia de triunfos, pero inclinado ahora para el bando de los próximos dueños de casa.

Positivo: La tanda baja de la Isla –del sexto al noveno- bateó de 16-7, con dos dobles, cuatro anotadas y tres empujadas.

Negativo: Los Tigres perdonaron demasiado, especialmente en la primera y cuarta entradas. Al final, sus doce corredores quedados en bases fueron determinantes en el resultado.

Preocupante: El momento de forma de Vladimir García.

Incomprensible: La demora para mandar al box al cerrador natural de la escuadra pirata, Héctor Mendoza.

Resumen

IJV         6-14-0

CAV         4-12-2

Ganó: Jesús Amador. Perdió: Vladimir García. Salvó: Héctor Mendoza.

Puntuación de los abridores (Game Score)

Alaín Sánchez (Ciego de Ávila): 53

Javier Vázquez (Isla de la Juventud): 43

Todos los outs

Isla de la Juventud – Rollings: 13. Elevados: 7. Ponches: 4. Cogido robando: 1. Doble plays: 2.

Ciego de ÁvilaRollings: 13. Elevados. 10. Ponches: 3. Doble play: 1.

Jugador del Partido: Jorge Luis Barcelán, Isla de la Juventud (4-2, HR, anotada, dos impulsadas).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: