Marrero fue un hombre muy rico en Cuba

Fuente: La Opinión Deportiva

Por Tommy Morales

9 de Marzo de 2015

Hay que leer para enterarse de las cosas. Lo contratos de algunos jugadores cubanos en las grandes ligas vienen acompañados de varios ceros, y en un gran por ciento de ellos rebasan los 10 millones inclusive, convirtiendo a esos peloteros de pobres a millonarios de la noche a la mañana. Eso es un hecho que está constatado.

De la misma forma todos hemos escuchado múltiples anécdotas acerca de lo poco que se ganaba en el béisbol de antes, inclusive aunque fuera profesional y organizado. Pero, ¿habrá sido así en realidad?. ¿Es cierto que esos jugadores de la década del 40 y de principios de los 50 ganaban tan poco?. No lo crea. Hay matices.

Claro, no vamos a comparar aquellos salarios con un mega contrato de estos de ahora al estilo de Yasiel Puig, Jose Abreu o Rusney Castillo, pero si me gustaría que supiera que algunos peloteros cubanos de aquel añejo béisbol ganaban verdaderas fortunas para la época. Tan grandes que podríamos compararla con cualquier contrato de 2, y hasta de 3 millones de nuestros días. Salvando las diferencias.

En una anécdota contada por el ya fallecido lanzador cubano Conrado Marrero al escritor Norberto Codina para su libro “Cajón de bateo”, este relataba -a grandes rasgos- como había sido su evolución económica en el béisbol profesional cubano de aquellos tiempos, y la verdad que las cifras que manejó el guajiro en esa entrevista me han dejado con boca abierta, igual o más que ahora. Inclusive me atrevería a asegurar que fueron mucho mas lucrativos que los que se cobran hoy en día en el béisbol Japonés ( y de EEUU también) comparativamente.

Por ejemplo, decía Marrero que él empezó ganando 60 pesos y después fue prosperando hasta llegar a los 100; y además recibía 60 pesos más por una “botella” con la casa Castaño para que no abandonara el club Cienfuegos. Y aclaramos –para el que no lo sepa– que una “botella” en Cuba en esa época significaba ocupar una plaza por la que se recibía una mensualidad sin haberla trabajado nunca. Algo muy similar a lo que ocurre en la liga cubana actual, donde todos sus peloteros están emplantillados en centros de trabajos que en muchos casos no sepan ni donde es que quedan posiblemente.

Después, dijo Marrero, su salario mejoró de 60 que ganaba a 120 pesos, aunque aseguró que en los Estados Unidos ya se ganaba hasta 175 en las ligas menores, con lo cual no era nada injusto si tenemos en cuenta que, según el propio Marrero, el pelotero tenía que correr con todos sus viáticos de viaje y manutención en ese país. Ahora bien escuche esto….

Ya en el club Almendares, de la pelota profesional organizada del año 1944, Marrero empezó a ganar la friolera de 150 pesos, debido, entre otras cosas, a que ya se jugaba en el estadio del Cerro que tenía una mayor entrada de publico con lo que redundaba en un mayor beneficio para los jugadores.

No obstante en ese club llegó a ganar 400, 500 y hasta 700 pesos con Adolfo Luque, y eso ya son palabras mayores, sobre todo en un país donde una taza de cafe, una libra de picadillo de carne de res y una cajetilla de cigarros, costaban apenas centavos. Pero esto no es todo… Aguántese ahora!!

“Los salarios en la liga Cubana llegaban hasta mas de 1000 pesos a principio de los años 50. Por ejemplo en los Havana Cubans (sucursal del Washington Senators) me pagaban 1200 por temporada y luego en el Washington ganaba 7 mil dolares libres de impuestos. Allí me subieron tanto que llegue a ganar hasta 15,000 dólares”.

Oiga no voy a entrar en política ni nada por el estilo, pero no tengo ni la menor idea de cuanto serían 15 mil dolares de ese año si extrapolamos esa cantidad a nuestros días. No sé, pero estoy seguro que estarían bastante cerca del millón aproximadamente. Solo voy agregar un dato.

En el año 1953 mi padre ganaba en el ejercito 60 pesos al mes como mecanógrafo, y mi madre 45 como empacadora en una fábrica de muñecas, y con ese dinero alquilaron un piso de dos cuartos que amueblaron a plazos con todos los hierros de la época, incluyendo un televisor Admiral. Al año siguiente llegó a la familia un Plymouth de segunda mano, junto con el primero de mis dos hermanos mayores.

Sin embargo 60 años después, el propio Enriquito Díaz, ya retirado, le confesaba al director Ian Padron, en el documental “Fuera de Liga”, que se había pasado muchísimos años ganando 120 pesos al mes por su botella. Inclusive a día de hoy, y aunque no manejo el dato exacto, creo que no superan los 90 CUC al mes, o lo que es lo mismo unos 100 dólares aproximadamente. Por tanto, no se crea todo lo que por ahí le dicen. Marrero fue un hombre rico en Cuba, pero muy rico.

One Response to Marrero fue un hombre muy rico en Cuba

  1. victor ramos says:

    señor mío, 120 pesos cubanos son 4 dólares, es 25 por 1.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: