¿Quién es Yasmani Tomás?

Fuente: ESPN Deportes

Por Jerry Crasnick

1 de Diciembre de 2014

Cuando Yasmani Tomás cumplió 24 años el 14 de noviembre expresó un deseo de cumpleaños: jugar el jardín central en un “juego de pelota real” en vez de otra audición con guión para los clubes de Grandes Ligas. Los Reales de Kansas City y los Atléticos de Oakland, casi obligados, dejaron que participara en un juego de la Liga Instruccional Dominicana y allí Tomás celebró pegando par de hits y un triple, mientras el gerente general de los Reales, Dayton Moore, estaba entre las personas que asistieron.

“Hubiera sido un doble para la mayoría,” dijo en un mensaje de texto reciente el agente de Tomás, Jay Alou. “Él empujó y lo logró”.

Tomás juega el béisbol con pasión, pero también aprendió el valor de la paciencia durante el prolongado cortejo con las Grandes Ligas. Después de conectar batazos a la luna y perseguir conexiones en los entrenamientos privados para una variedad de clubes, accedió el pasado miércoles a firmar por seis años y $ 68.5 millones con los Diamondbacks de Arizona.

Tomás bateó .289 con .538 de slugging y 15 jonrones en 81 partidos durante la temporada 2012-2013 de la Serie Nacional, antes de elevar su perfil con el equipo Cuba en el III Clásico Mundial de Béisbol en 2013. Él abandonó la isla en junio. Ahora es el más reciente talento de una marejada de bateadores cubanos que está superando las expectativas y, en correspondencia, obteniendo más grandes cantidades de dinero.

En 2014, un año después de que Yasiel Puig irrumpió en la escena en Los Ángeles y Yoenis Céspedes rompió el Derby de Jonrones en el Citi Field de Nueva York, José Abreu bateó 36 jonrones y tuvo slugging de .581 para ganar la distinción de Novato del Año de la Liga Americana, en una votación unánime. En 2015 será el turno de Rusney Castillo de demostrar que valió la pena los $ 72,5 millones, por siete años, que los Medias Rojas de Boston le dieron en agosto.

Muy pronto, Jorge Soler tratará de pasar a un papel estelar en el Wrigley Field con los Cachorros de Chicago.

Además de los Diamondbacks, los Padres de San Diego, los Gigantes de San Francisco, los Filis de Filadelfia y los Bravos de Atlanta expresaron diversos grados de interés en Tomás, que aprovechó dos tendencias prominentes del béisbol –una escasez de bateadores de poder y una afinidad creciente por los jugadores cubanos– en un cambio de vida.

Es comprensible por qué Arizona y otros equipos de la MLB estuvieron dispuestos a correr el riesgo. Incluso los bateadores universitarios más avanzados generalmente necesitan un par de años para madurar en las ligas menores, y los grandes sluggers de la liga no se pueden firmar como agentes libres sin renunciar a una selección de compensación en el draft.

¿Qué tipo de jugador obtiene Arizona con Tomás? Cualquier informe de exploración en él cuenta con la palabra “poder”, con una amplia gama de adjetivos junto a ella.

Gran poder, prolífico poder, poder en todos los campos y, en ocasiones, asombroso poder. Para un cazatalentos de la Liga Nacional, el poder de Tomás es rápidamente perceptible desde que estrechas su mano en un saludo. “Él puede adormecer tus manos con un simple apretón”, dijo el escucha.

Con los jóvenes prospectos como Tomás las comparaciones históricas son inevitables. En esta etapa del proceso de asimilación, los más prominentes capacidades de Tomás se basan en su físico más que en el conjunto de habilidades o su herencia cubana. Con 6’1″ de estatura y 230 libras de peso, él recuerda a algunos evaluadores al jardinero de los Filis Marlon Byrd, un veterano de 13 años con un físico similar. Un ejecutivo de la Liga Nacional mencionó a Justin Upton y un explorador veterano ve algunas similitudes con Kevin Mitchell, quien ganó un premio nacional de MVP de la Liga en San Francisco en 1989, bateó 234 jonrones y tuvo un slugging de .520 en 13 temporadas en las mayores.

Los jugadores cubanos pueden ser difíciles de explorar debido al acceso limitado y la competencia cuestionable. El proceso de adaptación se extiende por las barreras culturales a las cuales se enfrentan en la transición de una rígida sociedad a la vida en Estados Unidos, con sus muchas tentaciones. Hasta el momento, de lo que los exploradores han recogido en las entrevistas e investigaciones de antecedentes sobre Tomas, parece estar más cerca de Abreu que de Puig en el espectro mediático.

“Es un chico humilde,” dijo un escucha de la Liga Nacional. “Respeta el juego, tiene conocimiento del juego y escucha. Él no es un hombre con todas las respuestas. Te mira a los ojos y le das un fuerte apretón de manos, y se puede decir que tiene un buen índice de inteligencia de béisbol y el deseo de ser mejor. Pasó mi prueba de primera vista”.

Queda por verse si Tomás estará a la altura de la inversión que los Diamondbacks hicieron en él, pero tres grandes cazatalentos que han visto a Tomás en competencias internacionales y/o entrenamientos privados proporcionaron algunas ideas sobre el paquete que trae a la mesa.

Scout No. 1:

“Es un gran ser humano. Si él fuera un niño en Estados Unidos, sería un corredor de poder en la NFL. Es un hombre grueso de estatura promedio, pero ahí es de donde su fuerza viene. Hoy en día, sin las falsas vitaminas, esos son los chicos que van a batear con poder. Él puede ir [a] todos los campos y golpear la bola fuera de cualquier estadio de béisbol.

“Creo que es, probablemente, un defensor de la media. Yo lo he visto jugar en el derecho y un poquito en el center y creo que podría jugar bien. Su brazo está apto para jugar allí. No es el tipo de chico que me gustaría ver venir a mí tratando de romper una doble matanza.

“En Cuba y en torneos internacionales se ven una gran cantidad de lanzadores sin tanta velocidad. Usted realmente no ve mucha velocidad, así que eso es algo con lo que ahora tendrá que lidiar. Pero él tiene un buen equilibrio en el plato. Él mantiene sus manos hacia atrás y los carga en tiempo, y cuando se compromete, va a la pelota con mucha fuerza. Puedo ver que él es un bateador de .270 a 280 con 25 a 30 jonrones”.

Scout No. 2:

“Es enorme su poder. Él es un tipo fuerte, de cuerpo grande, y puede reducir el tamaño de un campo con bastante facilidad. Cuando golpea la pelota, la bola sufre. Pero él es un tipo diferente a Abreu. Él no va a traer esa misma avanzada idea de cómo golpear. Usted está apostando a poder ahora. La gente está esperando que este chico golpeé un montón de jonrones.

“Cuando lo vi hace poco, su cuerpo se veía mejor de lo que estaba hace 12 a 18 meses. Él mismo se ha puesto en buena forma. Pero es un cuerpo grueso y es normal preguntarse: ‘¿va a ser como Marlon Byrd y ser capaz de sostener ese tipo de masa durante un período prolongado y no sufrir?’. Eso es un factor X que necesitas descifrar como equipo. ‘¿Va a tener la cordura y el enfoque para mantener ese cuerpo en forma con todos los millones que van a llegar?’ No es como Soler o Puig, que lucen como dioses griegos. Es complicado”.

Scout No. 3:

“Él no va a ser José Abreu en su primer año. Abreu tenía 27 años de edad. Este chico va a jugar con 24. Siendo que él es joven y no conoce la liga, creo que va a promediar .240 con de 15 a 20 jonrones este año. Los equipos van a dominarlo con rompimientos hasta que sea capaz de reconocerlos. Pero creo que tiene una oportunidad en la medida que progrese de ser un jugador de 25 jonrones y .260 de average.

“Para mí es un defensor 40-45 [en la escala de 20 a 80], con un brazo promedio. Lo creas o no, el corre 6.9 y 7 flat en 60 yardas. Él no corre mal, y al final del día, si batea 25 jonrones, su velocidad de carrera se verá mucho mejor. Conoces cómo funciona. Las herramientas no importan siempre que puedas batear.

“Este chico es un buen tipo, pero cuando se pone en la caja, es arrogante –en el buen sentido. Cuando pones un bate en sus manos, él sabe que es el hombre”.

A juzgar por el contrato que Arizona dio a Tomás, tiene todos los ingredientes de un jugador de franquicia. Pero nadie en el negocio que da dinero a los agentes libres internacionales es lo suficientemente presuntuoso para llamarlo una “cosa segura”. Va a tomar un tiempo para los Diamondbacks para saber si vale la pena la inversión.

One Response to ¿Quién es Yasmani Tomás?

  1. victor ramos says:

    qué manera de gastar los billetes: dicen que Va a tomar un tiempo para los Diamondbacks para saber si vale la pena la inversión. Y a mí en Cuba, universitario, me aumentaban 15 a 20 pesos mensuales cada seis o 7 años.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: