Serie del Caribe: cubanos en la barrera opuesta

Fuente: OnCuba Magazine

Por Aliet Arzola Lima

10 de Febrero de 2015

Después de todo, Vegueros de Pinar del Río se coronó en la 57 Serie del Caribe de San Juan, Puerto Rico, donde el elenco antillano no mostró una buena cara en la ronda clasificatoria, pero luego supo ganar los dos pleitos decisivos de la lid.

Además de los integrantes del plantel vueltabajero, otros cubanos compitieron en la lid de la Isla del Encanto. Exactamente tres nativos de la Mayor de las Antillas saltaron a la grama del parque Hiram Bithorn, aunque sin vestir la franela de las cuatro letras.

Hablamos del jardinero Félix Pérez y los lanzadores Hassan Pena y Jorge Alberto Martínez, los dos primeros defendiendo los colores de los Caribes de Anzoátegui, y el último con los Cangrejeros de Santurce, de Puerto Rico, puestos que se ganaron con su excelso rendimiento durante la temporada invernal.

De ellos, solo Martínez no se cruzó directamente con los Vegueros, pues el alto mando boricua le asignó la tarea de lanzar el cuarto juego de la ronda clasificatoria y no el tercero, como muchos habían pensado, frente a la toletería cubana.

Y el diestro no defraudó en su misión, con una aceptable faena (solo un jit permitido en seis entradas y un tercio, con siete ponches) contra a los Gigantes del Cibao dominicanos, en el adiós de los Cangrejeros, eliminados a las primeras de cambio en un evento que organizaron con la firme idea de retornar al podio, luego de tres lustros sin saborear las mieles del triunfo.

Esa labor, unida a las cuatro victorias que aportó en la Liga Roberto Clemente durante su temporada regular, lo colocan en aceptable posición de cara a una posible firma con alguna de las franquicias de las Grandes Ligas, más ahora que no necesita permiso legal del gobierno estadounidense para establecer vínculos con esos equipos.

“Por mi edad me tengo que apurar. Tenía que poner números aquí y luego pensar en lo otro. Estuve enfocado en este nivel de béisbol, que se parece mucho al de Cuba, pero con un poco más de velocidad en las bases. Hay que venir a tirar con agresividad y poner mi pitcheo bien”, expresó a medios locales el serpentinero de Matanzas, establecido fuera de la Mayor de las Antillas hace casi dos años.

“En Cuba hice buen trabajo en las últimas temporadas, que es lo que más vale. Pienso que en este deporte tú vales más por lo último que hiciste que por lo que se ha hecho en tu carrera. Tuve la suerte de discutir campeonatos, de lanzar partidos importantes en Cuba y ser el as del equipo. El último partido lo tiré allí en una serie final y lo logré repetir aquí”, agregó el derecho, principal carta de triunfo de los Cocodrilos matanceros en la final que perdieron con Villa Clara en el 2013.

Pérez y Pena, Puntuales de Anzoátegui

Con mayor suerte en la Serie del Caribe navegaron Félix Pérez y Hassan Pena, invictos en cuatro salidas con Anzoátegui, aunque en semifinales cayeron precisamente contra los Vegueros pinareños.

Ambos llegaron a San Juan tras protagonizar campañas de ensueño en el circuito venezolano, donde se consagraron con importantes premios individuales en la temporada regular y la ronda decisiva.

El patrullero, natural de Isla de la Juventud, y miembro de los Rojos de Cincinnati hace cuatro años, fue indetenible con los Leones de Caracas, al batear 360, con 80 inatrapables, de ellos 16 dobles, dos triples y nueve cuadrangulares, con 38 impulsadas slugging de 572.
Gracias al rendimiento fue llamado como refuerzo por los Caribes de Anzoátegui, a quienes ayudó con el título doméstico y el premio de Jugador Más Valioso de la serie final frente los Navegantes del Magallanes, al remolcar nueve compañeros en cinco desafíos, y exhibir average de 368 madero en ristre, con dos vuelacercas.

Pero más allá de su éxito, Pérez es un cubano de pura cepa, que jamás ha renegado de su país, motivo principal para verlo apoyando a los Vegueros de Pinar del Río en las gradas del Hiram Bithorn, salvo en el partido que se enfundó en la casaca de los Caribes contra el elenco vueltabajero.

“Apoyando a los nuestros, porque soy Cubano. No soy popular pero los llevo en mi corazón, vamos Cuba, vamos muchachos, no se dejen vencer. Vamos que si se puede, todo el que le guste el béisbol, ahí tienen a su país luchando. Los quiero, Felix Pérez cogiendo sol, pero apoyando”, escribió en su perfil de Facebook el pinero, desde hace varios años asentado en la pelota profesional.

Antes de llegar a San Juan, el zurdo había comentado sobre un eventual enfrentamiento con sus coterráneos: “Será una experiencia bastante bonita, es algo grandioso que va a pasar cuando juguemos contra Cuba”.

Y lo cierto es que se cumplió en Puerto Rico el anhelado encuentro: “Más que un placer, fue un orgullo grandísimo poder jugar, compartir, reír y hablar con mis hermanos cubanos. Gracias a Dios pude hacerlo, mis respetos para ellos y mis más sinceras felicitaciones, de veras, ganen o pierdan, ya son campeones, solo tienen que proponérselo. Soy cubano y agradezco mucho a Dios por eso, solo quiero que sepan que traté de hacer todo lo que pude para que en estos días estuvieran bien. Gracias por todo y que este día sean ustedes juntos, con el señor echándole ganas, para buscar esa victoria. Vamos, vamos Cuba que si se puede”, publicó en las redes sociales.

Sobre su persona, el cerrador cubano Héctor Mendoza, de brillante actuación en su primera salida en San Juan contra los Cangrejeros de Santurce, declaró en exclusiva para OnCuba que conocía a Pérez solo por referencia, pero nunca habían conversado en persona.

“Nos vimos por primera vez aquí en Puerto Rico. Él vino al estadio para ver un partido nuestro y también enfrentamos al equipo en que él juega. Después hemos compartido juntos, ha sido un placer, porque es una persona fabulosa, muy chévere y muy humilde, aunque a veces la gente no lo valora así. Como pelotero ha crecido muchísimo, su nivel de juego es bien alto, tiene potencia en el brazo, fuerza al bate y también velocidad”, aseguró Mendoza, que también nació en Isla de la Juventud.

El taponero, con experiencia en las Ligas Menores de Japón, también dijo haber compartido con Hassan Pena, igualmente cerrador con mucha más experiencia, oportunidad que aprovecharon para intercambiar sobre el pitcheo relevo.

Sin dudas, Pena es una buena fuente de aprendizaje para Mendoza, pues esta temporada brilló con los Navegantes del Magallanes, al salvar 19 encuentros de 20 posibilidades, válido para ser seleccionado como el Mejor Cerrador del Año.

Pena se ha convertido en un relevista de altura y se ha enamorado del rol. “Me encanta. Mi primera temporada como cerrojo fue en 2011 y desde ahí me he enfocado en ese trabajo. La responsabilidad de salvar es muy grande y la disfruto al máximo”, comentó el diestro a la prensa venezolana.

“Mi meta es trasladar mi buen desempeño de Venezuela a los Estados Unidos. Me ha faltado consistencia, he trabajado duro en atacar a los bateadores, en abrir con strikes. En eso he fallado en ligas menores”, aseveró el lanzador, esperanzado alcanzar el sueño de las Grandes Ligas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: