Serie Final: Armagedón a la vista

Fuente: Cubadebate

Por Michel Contreras

11 de Abril de 2015

En términos de ajedrez, el Armagedón es la partida a vida o muerte, esa que inevitablemente decidirá un dual meet después de que los adversarios igualaran su cosecha en seis cotejos previos: dos de ritmo normal y cuatro de cadencia acelerada. Justamente de eso se tratará este sábado entre Tigres y Piratas.

Highlights

*Ciego había ganado siempre los juegos impares, pero la Isla respondió invariablemente con victoria en los desafíos pares. Y hace poco se jugaba el sexto juego, el mismo que los Piratas aprovecharon para eliminar a Matanzas en el Victoria de Girón. Sin embargo, la situación era más peliaguda ahora, porque Rodríguez Pantoja debería depender de Darién Núñez (solo 47.2 entradas en 11 aperturas durante la segunda etapa, con 40 transferencias).

*El Cepero es lo más parecido a una ola de grillos. El pasillo se congestiona como las avenidas de Bangkok, y por momentos da la sensación de no tener espacio para acomodar un nido de gorriones. Ni siquiera en el palco de la prensa se respira a pulmón lleno. Y ay de ti si te entran ganas de evacuar la vejiga.

*Los Piratas le entraron a Ciego por los ojos. Dainier Gálvez y Michel Enríquez fallaron con hombre en posición anotadora, y el mando anfitrión optó por otorgarle boleto intencional a Luis Felipe Rivera para lanzarle a Rigoberto Gómez, de vuelta en el line up. La estrategia –que para ser honesto yo suscribo- se vino abajo cuando el capitalino pegó hit hacia su territorio preferido, la hierba del right center. Detrás de él, Jorge Luis Barcelán empujó la segunda anotación con fortísima línea al izquierdo. Fue la explosión brusca y aguafiestas del abridor Alaín Sánchez, efectivo en los juegos 2 y 5. ¿Qué pasaría en la trinchera opuesta?
*Darién Núñez empezó tirando cuatro strikes consecutivos a José Adolis García y aquello pareció un buen síntoma, una señal de mar propicio para el barco. Pero enseguida le concedió boleto a Raúl González, en flagrante slump, y se supo de golpe y porrazo que no habría cuento de hadas ni happy end para el tunero. Después, más de lo mismo. Y más tarde, un nuevo boleto. Y adiós. Otra vez Núñez reventaba escandalosamente, y otra vez la apertura pinera duraba lo que el clásico merengue a la entrada del colegio.

*La Isla regresó a la carga en el segundo capítulo frente a un tambaleante Leorisbel Sánchez que tuvo la jarra llena con el tercer bate pirata en el cajón. Pero el “12” vive un momento amargo con el madero en ristre, y como en el choque del pasado miércoles, siguió en deuda con una conexión que echara más tierra por medio en la pizarra. Eso sí: la Fortuna se puso de su parte, pues su rolling por tercera –ideal para doble matanza- le saltó del guante a Yeniet Pérez y acabó provocando otra carrera. ¿Estará lesionado?, me pregunté insistentemente. Su mentor me contestó que no al final del desafío.

*Lo terrible del caso es que la fortaleza pinera no lucía segura ni siquiera con la pizarra 4×0 (la última de ellas, empujada por fly corto de Rivera que increíblemente no sirvió para que Yoelvis Fiss pusiera out en la goma a Julio Pablo Martínez). Eso, porque el relevista Javier Vázquez había rendido bien poco, descontrolado como nunca debiera estar un relevista. Y el muchacho se complicó bien pronto, con boleto a Osvaldo Vázquez y pelotazo a Abdel Civil. No obstante, el mando avileño contestó con la variante menos indicada: sacrificar a Orlando Lavandera. A partir de ese instante, con un out regalado, el zurdo empezó a notarse más seguro y cerró una notable, inesperada faena que encarriló el triunfo de la tropa visitante. ¿Tocar con cuatro abajo y frente a un pitcher que ha comenzado con problemas? Para mí, totalmente incomprensible.

*Un detalle insoslayable: cada vez brilla (y pesa) más el shortstop Alfredo Rodríguez, un novato que madura por día y ha superado la presión intensa que sufrió en la subserie del Latinoamericano. Ahora mismo, el moreno sanmiguelino es un guardián impenetrable en las paradas cortas del equipo, josea cuanto puede y encima aporta la velocidad de que dispone. En un país donde escasean los buenos torpederos, Rodríguez significa una perla en el horizonte inmediato de la selección nacional.

*Tras la base de Vázquez abriendo la séptima entrada, el coach Jorge Smith llamó a Héctor Mendoza. Nada de pasajes intermedios con Danny Aguilera: el bombero de lujo, directo a la candela en pos de nueve outs. Y los logró, no sin antes vivir un sofocón en el último episodio, donde Fiss impulsó dos con imparable y el derecho debió meter el brazo hasta Japón para ponchar al catcher avileño con un rompimiento memorable que forzó el séptimo encuentro. El pirata de trapo que colgaba de una grúa al fondo del estadio, escapaba de la muerte anunciada con más valor que facultades.

Positivo: El relevo de Javier Vázquez, que salvó las ilusiones de la Isla.

Negativo: La defensa avileña, tan certera anteriormente, evidenció fisuras que complicaron el partido.

Preocupante: La improductividad de Michel Enríquez.

Incomprensible: Sacrificar a Orlando Lavandera con cuatro carreras debajo en el score.

Resumen
IJV 5-14-2
CAV 3-4-1

Ganó: Javier Vázquez. Perdió: Alaín Sánchez. Salvó: Héctor Mendoza. HR: Yeniet Pérez.

Puntuación de los abridores (Game Score)
Alaín Sánchez (Ciego de Ávila): 36
Darién Núñez (Isla de la Juventud): 48

Todos los outs
Isla de la Juventud – Rollings: 12. Elevados: 9. Ponches: 1. Cogidos robando: 2. Doble plays: 3.
Ciego de Ávila – Rollings: 11. Elevados: 9. Ponches: 5. Doble plays: 2.
Jugador del Partido: Javier Vázquez, Isla de la Juventud (5.2, 2 H, CL, 4 BB, DB).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: