Elefantes de Cienfuegos

Por Rogério Manzano

El equipo de Cienfuegos, dirigido por el célebre Agustín “Tinti” Molina, ingresó en la Liga Cubana en ocasión de celebrarse el campeonato de 1926-27.

Aunque no pudieron completar el calendario esa vez, porque era muy difícil costear los viajes desde la Habana hasta Cienfuegos por el resto de las novenas en competencia, de cualquier modo la actuación de la escuadra sureña arrancó numerosos aplausos en el estrado.

Los Petroleros

Al año siguiente desaparecieron, pero regresaron en la contienda de 1928-29. Ese invierno se ilustraron las primeras páginas del libro de las memorias beisboleras, cuando Jimmy Bell sacudió el Aida Park el 1 de Enero de 1929 con el récord de tres jonrones en un desafío. Los estacazos del jardinero norteamericano se cargaron a la cuenta de un trío de lanzadores de diferentes nacionalidades: Oscar Levis, panameño; Cliff Bell, estadounidense y Martín Dihígo, cubano.

Curiosamente, de los otros tres cañoneros que protagonizaron un evento similar antes de 1962, dos lo llevaron a cabo con la camiseta del Cienfuegos, Rogelio “Borrego” Álvarez y Leonardo Cárdenas, ambos en 1959. El tercero, Dick Sisler, lucía el traje del Habana, pero lo hizo en contra de los sureños, el 24 de Enero de 1946.

Antes de esfumarse por segunda vez, los Petroleros (sobrenombre con el que fueron bautizados en un principio debido a la cantidad de jugadores de la raza negra en sus filas) arrastraron en su huida, guiados por Pelayo Chacón, el primer título de Liga en 1929-30.

El paso del Elefante es lento, pero aplastante

Luego de ausentarse por otras campañas, volvieron en la de 1939-40; entonces, nunca más se marcharon hasta el cataclismo de 1961. En esta justa de 1939 compitieron bajo la tutela de los señores Luis Oliver y Francisco Curbelo, quienes negociaron su venta ese mismo año al señor Florentino Pardo Galí y, éste, le cedió sus acciones al triunvirato que formaban los señores Roberto “Bobby” Maduro, Luis Parga y Emilio de Armas, para la lid de 1948-49.

Una extraña característica rodeó al más joven de los clubes de la pelota rentada en la mayor de las Antillas. Algo así como un halo místico que le predestinó su aparición en instantes que después la historia estableció como hitos. Gracias a este don, tuvo la fortuna de presenciar el cierre de las puertas del estadio La Tropical en el programa final del campeonato de 1945-46 que, entre paréntesis, fue el segundo del total de cinco que archivaron como victoriosos, dirigidos en aquella oportunidad por Adolfo Luque.

El 26 de Octubre de 1946, inauguraron, con el partido de apertura de la temporada, el nuevo coloso del Cerro, en cuyo terreno entregaron fructíferas jornadas de entusiasmo beisbolero, y donde también pegó el mote que llegó hasta nuestros días: los Elefantes.

En 1960, un equipo de Cuba compareció por última vez a la Serie del Caribe y la novena de Cienfuegos se reservó el triste privilegio de representarla. Un año más tarde, cuando el sol se hundió en la tarde de aquel aciago 7 de febrero de 1961, los Elefantes celebraron sobre la grama del Gran Stadium habanero, una victoria que sería definitiva, dramática e histórica.

Dos hombres se disputaron mayoritariamente la aclamación de los aficionados al blasón verde, sobre todo hacia los años finales de la década del 50: Camilo Pascual y Pedro Ramos. Aunque siempre hubo jugadores de respeto en la banca de los paquidermos como Claro Duany, Silvio García, Pedro Pagés, Rafael Noble, Humberto Fernández o Panchón Herrera, fueron Pascual y Ramos, quienes impregnaron un estilo ganador a los muchachos de la Perla del Sur.

Los Elefantes marcaron una pauta en la pelota profesional cubana por dos motivos, primero por ser el único elenco que llevó el nombre de una ciudad del interior del país desde 1943 hasta 1961 y, segundo, porque su trayectoria estuvo identificada plenamente con su slogan: “El paso del Elefante es lento, pero aplastante”.

HECHOS Y FIGURAS DE CIENFUEGOS

Títulos de campeón: 5

Mejor ubicación: 1º lugar
1929-30, 1945-46, 1955-56, 1959-60, 1960-61

Peor ubicación: 4º lugar
1926-27, 1928-29, 1948-49, 1950-51, 1952-53, 1954-55, 1957-58

Más victorias en una temporada: 48
1959-60

Más derrotas en una temporada: 45
1952-53, 1957-58

Lanzadores de Cero hits: 1
1957 Antonio Díaz

Jugadores Más Valiosos: 7
1929-30 Willie Wells
1944-45 Pedro Pagés
1945-46 Alejandro Crespo
1950-51 Silvio García
1955-56 Camilo Pascual
1959-60 Raúl Sánchez
1960-61 Pedro Ramos

Novatos del Año: 4
1951-52 Oscar Sierra
1955-56 Pedro Ramos
1957-58 Antonio Díaz
1958-59 Cándido Andrade

MÁS SOBRE CIENFUEGOS
SÍMBOLOS
ESTADÍSTICAS
UNIFORMES
ESTADIO

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: