Sabuesos de Holguín

Por Rogério Manzano

Holguín se incorporó con identidad propia al béisbol invernal cubano en las postrimerías de la década del 70, cuando fueron aceptadas en Series Nacionales diez nuevas escuadras para representar a las provincias recién formadas.

Polvo rojo

Su año de club novato cruzó tan indiferente como el ave que va de paso. El decimocuarto puesto, con un average de ganados y perdidos por debajo de los 450, era cosa para no interesar a mucha gente.

Por cerca de dos décadas estos hombres, más los que los relevaron, poco pudieron hacer para desenterrar a su novena del foso de los perdedores. Fue un trayecto empalagado, en la mayor parte del tiempo, por actuaciones endebles y poco convincentes que los mantuvieron siempre en ubicaciones entre el octavo y el último puesto en el standing final.

A veces, algún que otro destello individual levantaba esperanzas. Rafael Castillo, quien fue la figura holguinera más notable y de mejores resultados por estos años, fue el supremo ejemplo; aunque también otros como Fidencio Serrano, Ricardo Bent Williams o Regino Góngora, en forma más modesta, también intentaron aportar su grano de arena a la salvación del equipo.

Pero, los holguineros son gente obstinada. Cuando entró el decenio de los noventa comenzaron a desperezarse del vaho infortunado que los rodeaba y demostraron que podían ascender más allá de aquel número ocho que, como barrera embrujada, los contuvo alejados del triufo por catorce campañas.

Cuesta arriba

En las contiendas del 1991-92 y 1992-93 se pegaron en el sexto cuadrante del casillero general con resultados muy positivos. Por estos dos certámenes consecutivos irrumpieron en el ambiente beisbolero con 66 victorias, sumados los resultados de ambas justas, la mejor cadena victoriosa de su historia, y el mejor récord de juegos ganados (39) hasta ese momento (1992-93) para el seleccionado de la nororiental provincia.

En el campeonato de 1994-95 obtuvieron su primer visado a la Serie Playoff, y aunque cayeron en semifinales por el título de su división, por lo menos comenzaron a presumir de ser una de las escuadras más competentes del Grupo D en la Liga Oriental.

Ese plantel holguinero de principios de los noventa fue el mejor conformado en toda la trayectoria de la agrupación y se basaba en una de las mejores baterías de aquel momento en la pelota invernal cubana, el lanzador Osvaldo Fernández y el máscara Alberto Hernández.

Sin embargo, un súbito contratiempo interrumpió esta racha halagadora. En 1995, el lanzador Osvaldo Fernández, líder del grupo, escapó hacia los Estados Unidos. Poco después también lo hizo Alberto Hernández, su estrella de la receptoría, y a ellos le siguieron Julio C. Villalón y Miguel Pérez.

En 1998 ya habían escapado los principales jugadores. El desmantelamiento fue tan inmenso, que para el concurso de 1999-2000, el combinado debió inscribir 12 novatos en su nómina y renovar la alineación regular en más de un ochenta por ciento.

Siglo XXI

Empero, como en la mitológica leyenda del Ave Fénix, los holguineros resurgieron de las cenizas en el despertar de la joven centuria. En la liza del 2002 protagonizaron una de las más extraordinarias actuaciones ofrecidas por un seleccionado de la actual época. En una inolvidable serie final frente a los Gallos de Sancti Spíritus, conquistaron su primer título de campeones.

Fue un triunfo celebrado hasta la saciedad por sus ejecutantes: Héctor Hernández, el manager, y toda aquella hornada de peloteros encabezados por el veterano Oscar Gil, así como Luis M. Rodríguez, Orelvis Ávila, Juan Pacheco o José Lamarque. La proeza convirtió a Holguín en el cuarto equipo que, surgido después de 1977, se unió a Villa Clara, Santiago de Cuba, y el propio Sancti Spíritus, en lograr un banderín en el béisbol de las Series Nacionales Aficionadas.

Empero, los últimos años han sido desastrosos para los Sabuesos, de hecho, sólo una vez más (2008-09) han podido hacer las maletas a la Postemporada y, salvo alguna que otra actuación individual interesante, el resto de la primera década del siglo XXI se fue sin ser  lo que prometía para ellos.

HECHOS Y FIGURAS DE HOLGUÍN

Títulos de campeón: 1

Mejor ubicación: 1º lugar
2002

Peor ubicación: 18º lugar
1984-85, 1985-86

Más victorias en una temporada: 55
2002

Más derrotas en una temporada: 63
2005-06

Lanzadores de Cero hits: 2
1992 Osvaldo Fernández
2012 Raimar Navarro

Jugadores Más Valiosos: 0

Novatos del Año: 1
1990-91 José Lamarque

MÁS SOBRE HOLGUÍN
SÍMBOLOS
ESTADÍSTICAS
UNIFORMES
ESTADIO

2 Responses to Sabuesos de Holguín

  1. FLAVIO says:

    Amigo,Paulino Gongora es de Guatanamo,Regino es el de Hqlguin.

  2. Leocbel says:

    Holguin si ha tenido novato del ano, lo fue Jose Emilio Lamarque en la 30 serie nacional (1990-1991)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: