Cocodrilos de Matanzas

Por Rogério Manzano

MatanzasNo fue difícil escoger la imagen de un cocodrilo para representar al equipo de Matanzas. Es quizás una de las alegorías que más sobresalen de inmediato cuando se menciona esta región de la Isla.

Y es que en la Ciénaga de Zapata se encuentra una de las reservas naturales más importantes del país que, desarrollada como Parque Nacional y área turística, alberga el criadero de cocodrilos más importante de Cuba.

Entre cítricos y henequén nació un cocodrilo

Pero en 1967, cuando por primera vez se presentó un conjunto con este nombre en la Serie Nacional, lo menos que hubo fue asociaciones con reptiles. En todo caso, Matanzas fue un elenco que no transitó por mucho tiempo en la principal competencia beisbolera de la nación y que, luego de siete campañas, desapareció en 1974 sin saberse cuánto tiempo más estaría ausente.

Cocodrilos de MatanzasDieciocho años después, el 28 de Octubre 1992, la escuadra se reintegró a los certámenes invernales. Pero para ese entonces, la historia matancera en estos torneos había adobado un rico palmarés con cinco históricos títulos, aportados por Henequeneros y Citricultores. Desafortunadamente, aunque ambos equipos representaban fielmente a toda la provincia, al momento de coronarse ninguno de los dos portaba el nombre de Matanzas en sus franelas.

Lo curioso del caso es que, de esta tradición “cítrico-henequenista”, lo único que sobrevivió en el renacimiento del Matanzas y su nueva simbología beisbolera en aquella lid de 1992-93, fueron los uniformes en colores rojo (por Citricultores) y amarillo (por Henequeneros). Porque, en cuanto al emblema, la decisión se basó en un identificador surgido y moldeado al calor de las Series Selectivas, el endémico cocodrilo matancero.

Desde ese intante, el conocido saurio de la ciénaga se integró para siempre a divisa de la selección yumurina, un detalle que luego, al momento de reicorporarse la folclórica costumbre de los sobrenombres en los clásicos nacionales, la convirtió en una de las pocas novenas en activo en que mote y logotipo se liaron en perfecta cohexistencia.

Pese a recibir un profundo replanteamiento en su diseño durante 1998, desde entonces la naturaleza del emblemático coodrilo ha permanecido intacta hasta hoy.

Los Cocodrilos

Probablemente fue el mote más evidente de colegiar entre todos los posibles, por la correspondencia recurrente entre Matanzas,los cocodrilos y su famosa ciénaga. Aquí todo coincidió fácilmente para que el gigantesco lagarto quedara inmortalizado como encarnación, no sólo del conjunto local, sino que también pasara a formar parte de las tradiciones heráldicas del béisbol cubano de todos los tiempos.

MÁS SOBRE MATANZAS
HISTORIA
ESTADÍSTICAS
UNIFORMES
ESTADIO

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: