Leñadores de Las Tunas

Por Rogério Manzano

Las TunasLos creadores del primer logotipo de Las Tunas no discreparon demasiado cuando les llegó el momento de imaginar un distintivo para el club. Sencillamente escogieron la planta de Tuna como divisa de la novena y listo.

El espinoso camino de un leñador

La insignia se pudo observar en las chamarretas de los peloteros tuneros desde principios de los años 80 del siglo XX y corrió, a través de esa década y la siguiente sin disparidades evidentes.

Leñadores de Las TunasEn 1998 el diseño se actualizó, la pequeña planta verde y espinosa adquiró un aspecto más humanoide en su moderna regeneración hasta que, definitivamente, fue reemplazada en el 2013 por una simbólica hacha.

Así, el apero de labraza quedó inmortalizado en el emblema del equipo Las Tunas, gracias a que el conjunto asumió de modo definitivo el apodo de “Leñadores”.

Sin embargo, por la forma gráfica en que se plasmó algunos no lo entendieron del todo en un inicio. La confusión ocurrió debido a que el artista que ideo el logotipo desarrolló una curiosa fusión entre un bate empotrado dentro de las costuras de una pelota de béisbol a semejanza de un hacha.

Leñadores de Las TunasMás allá de cualquier interpretación, lo realmente importante que configuró tal hecho fue que los tuneros quedaron finalmente reconocidos con el apodo oficial de Leñadores.

Los Leñadores

A diferencia de otros equipos, los tuneros jamás tuvieron un renglón económico lo suficientemente interesante para describir de modo metafórico a sus huestes beisboleras. Si acaso, muchas veces era su propio gentilicio el que desempeñaba de modo generoso esta función.

Pero, a comienzos de la primera década del siglo XXI, cuando se retomó la iniciativa de bautizar a los equipos de la Serie Nacional con nombres de guerra, en Las Tunas intentaron algunos esfuerzos para adjetivar a la tropa de esa bella región de Cuba, también conocida como “El balcón de Oriente”.

De esas temporadas se recuerda una poderosa alineación que contaba entre sus titulares al mayor slugger tunero de todos los tiempos, Joan C. Pedroso, y a uno de los mejores bateadores cubanos nacidos después de 1962, Osmani Urrutia.

La demoledora tanda sumaba además otros estelares del barquillo como Danel Castro, Norlis Concepción, Amaury Suárez, etc, quienes con sus destacadas actuaciones resultaron motivo de inspiración para ilustrar las crónicas béisboleras de la época por la potencia de sus bates.

Entre los principales alias imaginados se recuerdan el de Magos y el de Leñadores, aunque alguna prensa también llegó a mencionarlos como los Espinosos.

No obstante, con el devenir de otras campañas y el arraigo del uso de los sobrenombres, la tendencia popular y mediática terminó por inclinarse hacia Leñadores, por aquello de que la poderosa alineación tunera era capaz de darle “leña” a cualquier pitcher contrario.

MÁS SOBRE LAS TUNAS
HISTORIA
ESTADÍSTICAS
UNIFORMES
ESTADIO

2 Responses to Leñadores de Las Tunas

  1. CASO says:

    Ya este no es el logo de las tunas en la 54 serie

  2. CASO says:

    El logo de Las tunas es nuevamente la tunita en igual formato, solo que en vez de la pelota en la mano de lanzar es un hacha y el fondo es rojo ahora

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: